Franquicia Drunken Duck

logo3.gif 

Categoría: Franquicias Restaurantesfranquicias cervecerías
Calificación: 7 (nota sobre 10)
Empresa: Drunken Duck Food, S.L.
País de origen: España
Año de creación de la empresa: 1.992
Año de creación de la cadena: 1.995
Tamaño mínimo del local: 150-299 M2
Inversión inicial: más de 300.000 €
Número de locales franquiciados: 3
Número de locales propios: 10

Orígenes:

Drunken Duck es una empresa que fue fundada en el año 1992 por profesionales del sector de hostelería. A partir de 1.995 comienza a franquiciar, una forma de negocio que le permitirá dar a conocer su estrategía y extender su éxito a nuevos inversores, con la única intención de posicionarse cada vez mejor dentro del mercado nacional.

fachada.jpg

Descripción:

Drunken Duck está constituído por un grupo de cervecerías con una decoración de estilo británico que consigue “unos locales muy agradables”. El éxito de su fórmula, según la empresa, radica en que igual puedes tomar un desayuno, como un aperitivo con una amplia variedad de pinchos, comer un Menú del día casero o tomar un café.

La relación de la central con las franquicias Drunken Duck es la siguiente: Cobran un canon de entrada de 30.000€ , le ayudan al franquiciado en todo lo necesario para montar el negocio, le ayudan en la formación del personal a través de sus locales propios y luego no tiene que cumplir nada más que un requisito, el de mantenerse fiel a los acuerdos de compras que el grupo establece. De esta manera todo el grupo (fundamentalmente sus locales propios por ser cada vez más numerosos ) se beneficia de una fuerza importante a la hora de negociar con las empresas proveedoras. Por supuesto todos los descuentos pactados con estas empresas se revierten directamente al franquicado, hasta el punto de que la franquicia no recibe información alguna de lo que consumen sus franquiciados , solamente de si compran o no.

Datos relevantes:

Canon de entrada: 30.000€
Royalty: no hay
Canon de publicidad: no hay
Otros cánones: no hay
Duración del contrato: indefinido
Ubicación preferente del local: calles comerciales principales o centros comerciales
Población mínima: 60.000 habitantes  

Opinión personal:

El negocio que ofrece la franquicia Drunken Duck puede resultar interesante desde varios puntos de vista. En primer lugar me gustaría destacar de ellos su implicación en la expansión de su propio negocio, es decir, es una empresa que se preocupa de los franquiciados y de que las nuevas franquicias que despeguen cuenten con garantía de éxito. Desde el punto de vista aconómico resulta atractiva, porque aunque su canon de entrada es alto (30.000€), no cuenta con más cánones extras que dificulten el retorno de la inversión. Además, el contrato que se firma con la central es indefinido, lo que supone mayor seguridad para el franquiciado que no tiene motivos para estar preocupado por la renovación del mismo. Es decir, la empresa te da todo el tiempo del mundo para explotar su marca y beneficiarte de sus ideas.

El único requisito que pone la central es que la franquicia se mantenga fiel a los acuerdos de compra que la empresa tiene con determinados proveedores, sobre todo de productos como la cerveza, el café y el pan. Esto no tiene porque ser un inconveniente, sino todo lo contrario, porque el franquiciado se beneficiará de todos los descuentos que los proveedores hagan a la empresa por mantenerse fieles a sus productos.

Si estáis interesados en esta franquicia quizá sea interesante que sepáis que el pago del canon de entrada se realiza en dos partes. Un primer pago de 4.000 € con el que la empresa se movilizará para ayudarte a encontrar locales apropiados y decorarlo, cantidad a la que hay que sumarle costes adicionales puesto que a los expertos que la empresa manda para ayudarte los deberás pagar tú. Y ya después, una vez que el local esté a punto de abrir la central te reclamará el resto del canon, cuya cantidad ascenderá a 26.000 €. Un aspecto positivo que debemos tener en cuenta es que si antes de abrir el local te arrepientes la cantidad que perderás no será la de 30.000€ sino 4.000€ que es el dinero con el que la central se quedará por las molestias mostradas.

A parte también debemos tener en cuenta otros aspectos quizás no tan positivos. Como por ejemplo que la empresa nació hace ya 12 años aproximadamente y la cantidad de locales franquiciados aún no es nada importante (3 locales), no sé si eso se refiere a que la central es muy exigente con sus franquiciados o que la forma de negocio no convence mucho a los futuros inversores. Aún así os animo a que si os apetece montar un negocio de estas características os pongáis en contacto con la franquicia Drunken Duck, y estudiéis concienzudamente los datos que os faciliten.

Franquicias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *